Nacido en América, para darle más vida al suelo del planeta.

¿Qué es CAAPAS?

CAAPAS es una red de asociaciones de productores de todo el continente americano que construyen día a día los paradigmas que transformarán la agricultura del planeta. Con más de 30 años de experiencias innovadoras, los agricultores de este continente buscan llegar a toda las fronteras para compartir el éxito de las prácticas que abrirán las posibilidades del rendimiento sustentable.

www.aapresid.org.ar

www.ausid.com.uy

www.febrapdp.org.br

www.fepasidias.org.py

rega.jmoh@me .com

Nuestro propósito

En 1992, un grupo de organizaciones de productores de todo el continente fundó la CONFEDERACIÓN DE ASOCIACIONES AMERICANAS PARA UNA AGRICULTURA SUSTENTABLE con el propósito de “trabajar en la promoción, desarrollo, intensificación y mejoramiento del sistema de siembra directa en el ámbito nacional e internacional, estimulando y realizando todo tipo de investigación, capacitación y estudio económico técnico y/o científico, que tenga como finalidad incrementar los conocimientos sobre el suelo, su cuidado, su desarrollo e impacto del medio ambiente, poniendo énfasis en la difusión, crecimiento y permanente actualización del sistema de siembra directa”.

Los miembros fundadores fueron:
AAPRESID - Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa
FEBRAPDP - Federación Brasileña de Plantío Direto Na Palha
SOCOSCHI - Sociedad de Conservación de Suelos de Chile
AMLC - Asociación Mexicana de Labranza en Conservación
AUSID - Asociación Uruguaya Pro Siembra Directa

Objetivos

Constituir una confederación de asociaciones de productores de diferentes países que compartan la meta de hacer un uso conservacionista del recurso suelo que sea económicamente viable y, a la vez, sustentable en el largo plazo. minimizando los problemas que lleven a su degradación.

Ser una institución que promueva el sistema de siembra directa, estimulando y fomentando la investigación, aplicación y divulgación de dicha práctica, para que conduzca a un mejor manejo del suelo y aprovechamiento del agua.

CARTA DE COLONIA FRIESLAND

Descargá el documento

Somos la generación que comprendió que la dinámica de la producción debe tener puesta la mirada en el futuro y que ese futuro puede ser mejor. Depende de nosotros.

Estamos a tiempo, porque ya estamos en marcha.

Construir campos sustentables fortaleciendo las propiedades del suelo, es plantar un futuro para todos.

La nueva agricultura no tiene fronteras. Los productores de todo el mundo incorporan el paradigma de la agricultura de conservación: dar más vida al suelo, para hacerlo más productivo y sustentable.

Nuestra historia nos acompaña

Ya desde antes de la llegada de los europeos, la agricultura americana se caracterizó por una gran productividad y capacidad de innovación para adaptar las técnicas de cultivo a las exigencias ambientales y demográficas de los pueblos.

A lo largo de la historia posterior, América logró convertirse en uno de los principales proveedores de alimentos para el mundo.

En los años sesenta, la llamada “revolución verde” permitió, mediante la aplicación de tecnologías, un aumento exponencial de los rendimientos agrícolas, preparando las condiciones para el despegue del sector agrícola en todo el continente.

Dado ese gran salto, los años noventa vieron nacer una nueva revolución técnica, que cambió los paradigmas existentes. Esta vez el eje estuvo puesto en la conservación y mejora de la estructura biótica del suelo, un recurso fundamental que estaba siendo consumido con métodos que a mediano y largo plazo hipotecaban las posibilidades futuras para la actividad.

Así nació la siembra directa, consistente en suprimir las tareas de labranza como etapas previas a la siembra. A la vez que se aprovechaba el aporte del rastrojo, se conservaba la estructura del suelo, generando condiciones de humedad óptimas para la nueva campaña.

El nuevo paradigma nació en América

Hoy, América Latina es uno de los principales polos de producción alimentaria mundial. Con el 3.5% de los habitantes del mundo, producimos el 15% de los granos y el 12% de las carnes (vaca, cerdo y pollo) que consume el mundo.

No es casual que este impulso tuviera origen en nuestro continente, ya que al menos dos tercios de las tierras cultivadas con siembra directa en el mundo están en América. El conocimiento y la experiencia acumulados en todos estos años, sentaron las bases para ir más allá de los límites de nuestro continente y convocar a productores de todo el mundo a sumarse a las prácticas que permitan potenciar las capacidades del suelo.

El crecimiento de la agricultura de conservación es un engranaje fundamental de ese rol continental. Porque no sólo protege los suelos cultivados, sino que al potenciar los rindes se convirtió en un aliado estratégico de la conservación de los ecosistemas nativos como bosques, selvas, humedales y praderas naturales.

Tenemos todo un suelo por delante

Producir sustentablemente es un enorme aporte que América puede hacer para superar esas amenazas actuales y futuras.

CAAPAS es una red que a lo largo de todo el continente pone en contacto a los principales actores de la agricultura, para hacer realidad las transformaciones que el agro americano necesita para ser más productivo y sustentable. Pero para cumplir mejor esa misión debemos crecer y sumar voluntades. Necesitamos que cada vez más productores incorporen nuestras prácticas, que los gobiernos estimulen la agricultura de conservación, que las empresas desarrollen tecnologías que mejoren los rindes, para que el cambio tome más fuerza y logre transformar
realmente la vida de las personas.

No están en juego nuestras ideas, está en juego el futuro del planeta.

Contacto